Es un proceso de control que busca reducir el numero y el valor de artículos nuevos añadidos al inventario, definiendo un conjunto de reglas de negocios para atender solicitudes de catalogación y solicitudes de stock.

Desafíos y Oportunidades

  • Es fundamental que los usuarios finales tomen conciencia del impacto general de añadir nuevos artículos al inventario.
  • Completar un formulario incluyendo el código, justificación de criticidad y pronóstico de consumo anual del artículo.
  • Revisar regularmente el desempeño y los movimientos de los nuevos artículos de inventario (stock).

Beneficios

  • Reducción del numero de artículos que no han sido utilizados desde su primera recepción.
  • Flujo de trabajo personalizable “basado en reglas” para direccionar aprobaciones.
  • Niveles de stock óptimos.
  • Mayor visibilidad del costo de agregar nuevos artículos al inventario, involucrando a las gerencias de mantenimiento en las jerarquías de aprobación.